helena resano

Periodista

Con memoria hay futuro

El próximo lunes en Michigan, en la Universidad del Estado, en una charla en el departamento de lenguas romanas, un puñado de profesores y alumnos va a escuchar durante una media hora una historia sobre odios. Sobre una guerra, un pueblo dividido y sometido a una dictadura durante 40 años y una sociedad que tras esa etapa ha preferido olvidar y perdonar. Una sociedad que no ha querido abrir sus heridas y juzgar aquellas atrocidades. Una sociedad en la que matar por envidias no se castigó. En esa pequeña sala de esa universidad cerca de Detroit hablarán de fosas y de mujeres, hermanos o hijos que siguen buscando el cuerpo de sus familiares para enterrarlos. Como JoseMari. Que lleva los últimos 74 años preguntándose dónde está su padre. Cuando tenía 8 años se lo llevaron preso. Semanas después les dijeron que lo habían fusilado junto al cementerio de Hernani. José Mari prefirió vivir su infancia pensando que el Aitá se había ido a otro país huyendo de la guerra. Aquella idea era más soportable que la de saber que nunca más le volvería a ver. De adulto le buscó en los trenes que llegaban de Francia y sólo cuando formó su familia supo con certeza que su padre estaba muerto ¿Pero dónde? Entonces empezó una batalla de silencios, de preguntas sin respuesta para averiguar dónde estaba el cuerpo. Ahora tiene 84 años y sigue buscándolo. Y empieza a temer que nunca nadie llegue a encontrarlo. Que la memoria de su padre se apague con la suya.

En ese despacho de Michigan el lunes hablarán de impunidad. De memoria histórica, de un juez llamado Garzón que el otro día en la universidad de Santiago le llamaron fascista. Y hablarán sobre las recomendaciones que Naciones Unidas nos hizo sobre este asunto: derogación de la ley de Amnistía del 77 para que se puedan investigar los crímenes, recursos para las víctimas del franquismo y una remodelación del Valle de los Caídos, porque todo esto “no es un asunto de política partidista”.

En ese despacho de Michigan escucharán todo esto por primera vez. Lo contará un tipo que aspira a una plaza de catedrático en esa universidad. No es español. Nació en Phoenix pero lleva los últimos 10 años investigando nuestra historia más reciente y dedicando sus veranos a recorrer nuestra geografía con pico y pala para echar una mano cada vez que se empezaba a desenterrar una fosa común en una cuenta. Hizo un pequeño documental y con todo ese material elaboró su tesis.

El lunes, en Michigan, se hablará de víctimas. Porque pase lo que pase, las víctimas serán víctimas ahora y siempre. Y en nuestra memoria está no olvidar nunca el recuerdo de ninguna víctima. Ni de las de entonces ni de las de ahora.

20140213-182514.jpg

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s